Licencia de actividad

Al momento de abrir un negocio, los propietarios deben solicitar un permiso al Ayuntamiento para garantizar que la actividad realizada en el establecimiento sigue al pie las leyes, y a esto se le conoce como Licencia de Actividad.

Definición de licencia de actividad

La licencia de actividad es un informe que establece el uso de un negocio, oficina o cualquier otro establecimiento con características similares, para que este pueda realizar la actividad comercial de forma acreditada. Adicional a esto, en la licencia de actividad también se asegura que el establecimiento cumpla con las condiciones y acondicionamientos necesarios para ejercer dicha actividad.

Tipos de actividades aceptadas

Para que una actividad sea aceptada por la Ley, esta no debe ocasionar ningún tipo de molestia a los vecinos o cualquier otro establecimiento de la zona, incluyendo acciones que puedan ser consideradas peligrosas o que atentan de una u otra forma con la seguridad de la localidad. Por ello, se han clasificado las actividades en dos tipos: actividades inocuas y actividades calificadas.

Inocuas

Las inocuas son todas aquellas actividades aceptadas que agrupan las empresas. En pocas palabras, aquellas que no generan daños o molestias de ningún tipo ni a sus clientes, empleados o vecinos. Sin embargo, no todas las actividades serán consideradas como inocuas si la empresa no cumple con los requisitos mínimos, los cuales se determinarán luego de una evaluación.

Calificadas

Estas actividades, también llamadas «clasificadas», son todo lo contrario a las inocuas. Son actividades consideradas como peligrosas o insalubres, y, por ende, la empresa está en la obligación de inscribirlas como tal. ¿Esto qué quiere decir? Si se establece que una actividad es calificada, la empresa no podrá seguir realizando dicha actividad.

Por otro lado, si una actividad supera los requerimientos descritos por el Ayuntamiento, por defecto será considerada como calificada o clasificada. Un ejemplo de un tipo de empresa con actividades calificadas son hosteleras, empresas que utilicen maquinaria pesada o industrial o que utilice productos químicos de alto riesgo, por nombrar algunas.

Cómo solicitar una licencia de actividad

Si una empresa desea solicitar una licencia de actividad debe cubrir ciertos puntos, como la insonorización (si la actividad es con fines de entretenimiento u ocio), estándar de refrigeración (en caso de que la empresa requiera refrigerar productos), emisión de gas (muy común en hostelerías y restaurantes), control contra incendio (siguiendo las normativas y protocolos de seguridad), entre otros.

Lo bueno es que después de solicitar la licencia de actividad (y esta haya sido aprobado), la empresa no se verá en la obligación de renovarla porque no tiene fecha de vencimiento. Sin embargo, si con el paso del tiempo la empresa realiza una reforma o modificación, deberá solicitar una renovación de la licencia para que se adecúe a los cambios realizados.

En cuanto al coste de la licencia de actividad: este dependerá en gran medida de la tasación que establezca el Ayuntamiento correspondiente. Además, las licencias de actividades inocuas suelen ser mucho más económicas que las de actividades calificadas.

Tasaciones y Consultoría Inmobiliaria

Obten el precio tu tasación inmobiliaria en menos de un minuto con un 15% de descuento por contratación online pulsado el botón Calcular Precio Tasación

× ¿Cómo puedo ayudarte?